Deja un comentario

Más vale ser paciente que valiente; más vale dominarse a sí mismo que conquistar ciudades.