Deja un comentario

El que adquiere cordura a sí mismo se ama, y el que retiene el discernimiento prospera.