Deja un comentario

Porque el Señor da la sabiduría; conocimiento y ciencia brotan de sus labios.