Deja un comentario

Queridos hijos, apártense de los ídolos.