Deja un comentario

El de labios mentirosos disimula su odio, y el que propaga calumnias es un necio.