Deja un comentario

Cual ciervo jadeante en busca del agua, así te busca, oh Dios, todo mi ser.