Deja un comentario

Deléitate en el Señor, y él te concederá los deseos de tu corazón.