webmaster

Ante ti, Señor, están todos mis deseos; no te son un secreto mis anhelos.



Bendición Diaria
Pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios, pero por su gracia son justificados gratuitamente mediante la redención que Cristo Jesús efectuó.
Visitas
contador de visitas